viernes, 31 de enero de 2014

Y ahora ¿dónde vamos a ir?

Me acabo de enterar de que el próximo 8 de febrero cierra Bibliocafé.
Una triste noticia.

Malos tiempo tiempos para la lírica.

Menos mal que a la Infanta le va a ir bien, Mariano dixit.

Adios Pedro, adios

Pobre Victoria Prego recién repuesta de un ictus.

Me gusta leer

Cuando un libro es interesante...

An interesting story: The importance of a good pronunciation

How N.Y.C.'s Broadway Gave Its Name to an L.A. Street

Broadway was still known as Fort Street when this photograph, looking south down the unpaved road from north of Temple, was taken in 1885. Courtesy of the Photo Collection - Los Angeles Public Library.
Broadway was still known as Fort Street when this photograph, looking south down the unpaved road from north of Temple, was taken in 1885. Courtesy of the Photo Collection - Los Angeles Public Library.

Why does downtown Los Angeles' grid include a street with such a distinctively New York name? Broadway may be one of L.A.'s oldest streets -- laid out by surveyor Edward O. C. Ord in 1849 -- but until 1890, Angelenos knew it only as Fort Street.
Problems with pronunciation provided the impetus for the name change. By the late 1880s, Los Angeles was home to a growing, influential minority of German immigrants -- a group whose native tongue lacked the "th" sound used in so many English words. Confusion reigned as Angelenos with German accents pronounced two intersecting streets, Fort and Fourth, identically. Even when pronounced by native English speakers, the difference was hard to discern over the city's primitive telephone lines.
Fort Street was then transitioning from residential street into retail district, and such confusion threatened to retard its development. In early 1890, a group of residents and merchants along Fort Street -- led by printer Fred Lind Alles, originally of Pittsburgh, Pennsylvania but then a resident of Fort and Fourth -- petitioned the city for a name change.

When E.O.C. Ord platted out Los Angeles' streets in 1849, he named one after an adobe fort (seen on the right) named Fort Moore. Detail of Ord's 1849 plan, courtesy of the Map Collection - Los Angeles Public Library.
When E.O.C. Ord platted out Los Angeles' streets in 1849, he named one after an adobe fort (seen on the right) named Fort Moore. Detail of Ord's 1849 plan, courtesy of the Map Collection - Los Angeles Public Library.

Circa 1860 view of Fort Street from Poundcake Hill. Courtesy of the USC Libraries - California Historical Society Collection
Circa 1860 view of Fort Street from Poundcake Hill. Courtesy of the USC Libraries - California Historical Society Collection

Sentiment almost sank the proposition; Fort Street's name referred to Fort Moore, a hilltop battlement built during the Mexican-American War that historic-minded Angelenos (including the leadership of the Los Angeles Times) didn't want to forget.
But when a consensus eventually formed to rename Fort Street, the question became: to what? Los Angeles needed a name that would project its hopes for the future of Fort Street, which was only then emerging as a retail corridor. One suggestion was Market Street. But as Alles recalled decades later, "I felt we shouldn't copy San Francisco."
Turning away from its northern rival, Alles and his allies instead looked to the east. New York was then, as now, the nation's most populous city. But in 1890 its population of 1.5 million dwarfed Los Angeles' 50,000. For an upstart city like Los Angeles, which had just emerged from a turbulent real estate boom and bust cycle, there was no shame in purloining one of New York's most distinctive street names.
Broadway -- the Anglicized version of a Dutch name (Brede Weg) for the road that meanders through Manhattan and the Bronx, tracing an old Indian footpath -- seemed a natural choice. Just two years earlier, the city had widened Fort Street's sidewalks by five feet on each side, creating a broad, 85-foot avenue. (Many other American cities also borrowed the name -- including San Francisco.)
On Feb. 17, 1890, the matter came before the city council, which gave its unanimous approval. Two days later, when Mayor Henry Hazard signed the ordinance, Fort Street passed into historical oblivion, and Los Angeles began to sound just a little more like New York.

Más fotografías en su enlace original de, historia de la que me enteré gracias a la aplicación Flipboard del iPad, muy, muy práctica. La recomiendo.

Libro: Mr. Churchill's Secretary

Mr. Churchill's Secretary
Susan Elia MacNeal
Diseño de portada: Thomas Beck Stvan
Ilustración de portada: Mick Wiggins
Edita: Bantam Books
1ª edición: Abril de 2012
354 páginas

London, 1940. Winston Churchill has just been sworn in, war rages across the Channel, and the threat of a Blitz looms larger by the day. But none of this deters Maggie Hope. She graduated at the top of her college class and possesses all the skills of the finest minds in British intelligence, but her gender qualifies her only to be the newest typist at No. 10 Downing Street. Her indefatigable spirit and remarkable gifts for codebreaking, though, rival those of even the highest men in government, and Maggie finds that working for the prime minister affords her a level of clearance she could never have imagined—and opportunities she will not let pass. In troubled, deadly times, with air-raid sirens sending multitudes underground, access to the War Rooms also exposes Maggie to the machinations of a menacing faction determined to do whatever it takes to change the course of history.

Ensnared in a web of spies, murder, and intrigue, Maggie must work quickly to balance her duty to King and Country with her chances for survival. And when she unravels a mystery that points toward her own family’s hidden secrets, she’ll discover that her quick wits are all that stand between an assassin’s murderous plan and Churchill himself.

Este libro lo cogí de la estantería de Barnes & Noble por la portada y luego me gustó mucho el tacto que tiene.
Entonces leí el resumen y me pareció interesante.

La autora ha sabido crear una trama que atrapa al lector y no le deja abandonar la lectura.
Los datos que da para crear la atmósfera no son farragosos y están incluidos muy bien en la historia.

Muy recomendable, tanto que ya estoy leyendo el segundo. Y según he leído hay un tercero y un cuarto que sale este año.

Un anuncio en los Grammy

Habrá que verla.

Me gusta el café

Estamos a viernes

Me gusta leer

Cine: The company men

Bobby Walker (Ben Affleck) tiene un buen trabajo, una familia estupenda y un espectacular porsche en el garaje. Cuando, de manera inesperada, su empresa decide reducir la plantilla, él y muchos compañeros se quedan en el paro. Sus superiores Phil Woodward (Chris Cooper) y Gene McClary (Tommy Lee Jones) poco pueden hacer para ayudarle, porque tampoco ellos tienen asegurado su puesto en la empresa. Bobby tendrá entonces que replantearse su vida y su papel como marido y padre.

Datos tomados de
Reparto impresionante para la primera obra de John Wells que firma también el guión.
Me ha gustado bastante, no cae en cursilerías, ñoñerías ni moralejas, una historia y punto, aunque eso sí, cuando salen los cartelitos del final te toca empezar a reflexionar sobre lo que has visto.

Rosemarie DeWitt

Maria Bello

jueves, 30 de enero de 2014

Mariano sigue eliminando "enemigos"

José Juan Gámaz hace una interpretación gráfica del despido de Pedro Jota Ramírez.

Pero no es la primera vez que le pasa.

Y para terminar: una columna de Melchor Miralles, elegante.

¡Mariano, te estás luciendo!

¿Casarse aquí?

Sin escalinata, sin campanas, sin portalón de madera, sin nada que lo haga especial, a no ser que lo que queramos recordar es el local de comidas que hay pared con pared.

Bueno, si a alguien le interesa esta capilla está en en el nosecuántos de Wilshire Ave, junto a La Brea Ave.

Me gusta leer

Libros para el campo

El otro día en Barnes & Noble me encontré con este libro que me llamó la atención: The Old Farmer's Almanac.

Me recordó El Zaragozano español aunque hay diferencias, el primero tiene 304 páginas, bastante publicidad y fue fundado en 1792, ahí es nada.

Mientras el primero tiene página web, del segundo me ha sido imposible averiguarla.

Estamos de cumple

¡Muchismas felicidades Mac!

En la Apple Store de The Grove.

sábado, 25 de enero de 2014

Libro: The Lion

The Lion
Nelson DeMille
Portada diseñada por Diane Lyger
Edita Grand Central Publishing
1ª edición: Junio de 2010
437 páginas

In this eagerly awaited follow-up to The Lion's Game, John Corey, former NYPD Homicide detective and special agent for the Anti-Terrorist Task Force, is back. And, unfortunately for Corey, so is Asad Khalil, the notorious Libyan terrorist otherwise known as "The Lion." Last we heard from him, Khali had claimed to be defecting to the US only to unleash the most horrific reign of terrorism ever to occur on American soil. While Corey and his partner, FBI agent Kate Mayfield, chased him across the country, Khalil methodically eliminated his victims one by one and then disappeared without a trace. 

Now, years later, Khalil has returned to America to make good on his threats and take care of unfinished business. "The Lion" is a killing machine once again loose in America with a mission of revenge, and John Corey will stop at nothing to achieve his own goal -- to find and kill Khahil.

Libro entretenido y fácil de leer. No será una gran obra de la literatura pero cumplió con creces el objetivo que me había marcado con él.
Es de esos libros que no puedes dejar de leer.
Recomendable para una tarde de verano.

¿Sabrán los vecinos de esta calle dónde viven?

Me gusta leer

Me gusta el café

¿Es un chiste?

viernes, 24 de enero de 2014

Todo a punto para el Año Nuevo chino en The Grove

¡Vaya par y qué dos!

El tiempo entre costuras

Ya se ha acabado la serie en televisión.
Quien no haya leído el libro y quiera hacerlo, en inglés, por ejemplo, lo tiene en Barnes & Noble de The Grove.

Keep calm and...

Otra manera de explicar las cosas

Muy interesante, claro y ameno.

Me gusta leer

Me gusta el café

Alfonso Bialetti, 1933

jueves, 23 de enero de 2014

Año nuevo chino

Preparando la decoración para el Año Nuevo chino en The Grove

Presentación de Sindbad en el país del sueño, a cargo de vinagre63

Presentación de "Sindbad en el país del sueño". Juan Miguel Aguilera. Presenta, Paco Roca. Bibliocafé. 18 de enero de 2014.

Ya son las 19:15 y hay bastante gente; todos son abrazos y besos, saludos y reencuentros, parece que todos se conocen, pero el acto en sí no empieza. Yo estoy entretenida leyendo el libro de Paco Roca, Los surcos del azar, y ya voy por la página 103, si tarda mucho en empezar igual hasta me lo acabo porque son 320 páginas.
Como estoy aquí desde hace un rato me he enterado de que al autor se le han olvidado en su casa las imágenes que había preparado para la presentación.

19:20, silencio que empieza. El autor inicia la presentación con unas imágenes y la música de Sherezade, en concreto el movimiento "El mar y el barco de Simbad". Toma la palabra José Luis (Bibliocafé) que da paso al presentador.
Paco Roca presenta a Juan Miguel Aguilera como "su pareja" por la cantidad de tiempo que pasan juntos, trabajando, aprendiendo, ilustrando en su taller de publicidad (Juanmi tmabién es ilustrador), incluso jugando al truc. Al principio Juanmi hacía el guión y él, el dibujo, y sus comienzos fueron en la ciencia ficción antes de meterse de lleno en la novela histórica documentada.
Nos comenta que hoy en día, aún sin ser de la misma generación, han acabado teniendo los mismos gustos, las mismas referencias o las mismas pasiones como es lo oriental o las aventuras. Por ejemplo, compartieron la misma documentación e incluso un mismo viaje a la Alhambra para hacer cada uno su propia novela, Rihla, en el caso de Juanmi, e Hijos de la Alhambra, de Paco Roca, al mismo tiempo.

Juan Miguel comenta que la documentación la entiende como si fuese el truco del mago para meterse a la gente en el bolsillo; en su caso, como escritor se sirve de datos reales para vencer la incredulidad del lector y ganárselo.
Se establece un diálogo entre ambos autores sobre qué les inspira para escribir sus libros y nos remiten por ejemplo a películas como Aladín o El ladrón de Bagdag. Como mediterráneos, todo lo oriental o exótico del desierto les fascina. Juanmi nos cuenta su experiencia de un mes en el mar Rojo y lo que aprendió de la gente de allí y sobre todo de como entienden y viven el Corán. Nos habla con verdadera fascinación de los "yinns", si están en el Corán, existen, y de todo un mundo misterioso que se describe en él incluidas las batallas y los personajes fantásticos. Todo ello es lo que Juanmi toma como base para su novela.
¿Por qué Sindbad y no Simbad? Porque el original es "sindibad" en árabe, el hombre que viene de Sind, el río Indo. Y ¿por qué Sindbad y no otro personaje?, pues porque era el que mejor representaba como protagonista el personaje de marino, los viajes, la época y sobre todo, su amor a la fantasía y el homenaje a HarryHausen que pretendía transmitir.
Le ha preocupado poder plasmar "la textura" de Las mil y una noches y conseguir en su novela lo que él denomina el efecto "¡guau!", el maravillar, el necesitar un momento para asimilar lo que describe en el libro. Para que entendamos lo que quiere decir nos lee una serie de párrafos de la novela y así podamos darnos cuenta de lo que él sentía cuando veía determinadas películas ya que, nos dice, es difícil de explicar. En definitiva, para él son muy importantes los sentimientos y, sobre todo, cómo transmitirlos para poderlos sentir.

Por cierto, la novela tiene códigos QR, es decir son muchos libros con documentación dentro del propio libro.

Y con esto y un bizcocho, voy a ver si me lo firma y me voy a cenar. Ha sido un placer. Hasta la próxima.

Muchas gracias a vinagre63 por el trabajo y esfuerzo en acudir a la presentación y hacer luego la crónica.
La siguiente es en el Ateneo, je, je.